23 abr. 2013

Receta: bizcocho Red Velvet

¡Ya vuelvo a estar por aquí!

Colgaba hace nada una entrada compartiendo unos cupcakes Red Velvet que hice en un taller con temática decorativa para Sant Jordi. La verdad es que me encanta este bizcocho y debido a que la idea de usar colorantes no me atrae demasiado (¡cuánto más natural, mejor!) estoy pensando en probar a prepararlo con remolacha, ¡a ver si lo consigo!


Por lo pronto, os dejo la receta del bizcocho Red Velvet (Terciopelo Rojo) para que hagáis vuestras propias cupcakes.

INGREDIENTES (12 cupcakes grandes)

175 g de harina normal.
1 cucharada de café de bicarbonato.
1 cucharada de esencia de vainilla.
1 huevo M.
120 ml de aceite suave (girasol, oliva...)
125 ml de buttermilk.
1 cucharaditas de colorante en pasta o gel (dependiendo de la marca la cantidad y el efecto pueden variar)
1 cucharada sopera de cacao en polvo sin azúcar
120 g de azúcar


PREPARACIÓN

En un bol mezclar: azúcar, huevo, buttermilk, colorante, esencia y aceite. Batir (varillas) 1-2 minutos.
En otro bol mezclar la harina, el cacao y el bicarbonato tamizados. Añadir al primer bol en dos o tres veces mezclando con cuidado a mano.

Verter la mezcla en los moldes para cupcakes. Precalentar el horno a 180 º C y luego hornear durante 15-20 minutos a esta misma temperatura, con calor arriba y abajo y sin ventilador.

Y ahora me diréis, ¿qué es el buttermilk? O quizá no. Hoy en día a cualquier persona aficionada a la repostería le suenan estos términos anglosajones. Pero como la mayoría de los que seguís este blog (¡o caéis por sorpresa!) sois como yo... ¡aprendices!

El buttermilk se traduce como "suero de leche" o "suero de mantequilla" (babeurre, en fancés)
Es un derivado lácteo más ligero que la nata y de sabor agrio.
Como es difícil de encontrar muchas recetas proponen sustituirlo por crema agria, por yogur...
Otra opción es prepararlo uno mismo: se utiliza una taza de leche entera y se mezcla con el zumo de medio limón, dejando reposar unos diez minutos)

He leído que este último procedimiento se puede hacer con bebidas vegetales como la leche de arroz o la de soja, así que... ¡también habrá que probarlo para nuestros bizcochos veganos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario