30 mar. 2013

Receta: Roulé au chocolat – Brazo de gitano para Pascua

Esto sí que es complicado y no hacer una buttercream. Porque la cremita de mantequilla parece difícil pero lo realmente difícil es… ¡montar claras o montar nata!

Siempre he huido de las recetas en cuyos ingredientes leía: 2 claras y 3 yemas, por ejemplo. Primero porque me daba pánico separar yemas y claras, segundo porque me daba pánico montar las claras y tercero porque no me gusta la idea de tirar comida… Pero después del reto de los macarons… ¿Por qué no?


Encontré en un libro de recetas vegetarianas una propuesta para hacer un brazo de gitano (rollo) de judías pintas (¡Queda pendiente hacerlo!) y he pensando en chocolatearlo. ¿Había alguna duda?


Como ya os he escrito en los ingredientes, podéis sustituir la leche por bebida vegetal, la harina por harina integral y picadito de frutos secos, el azúcar mejor moreno que refinado... En la página CreatiVegan, encontraréis una receta vegana para hacer un rollito chocolateado.

¡Este conejito se quiere comer el bizcocho!

  1. Separar las claras de las yemas. ¡Ánimos!
  2. Teniendo todos los ingredientes a temperatura ambiente, mezclar con la batidora (sirve el “minipimer” de toda la vida) las yemas, 20 gramos de azúcar, la harina tamizada, la leche, el aceite y la sal.
  3. Montar a punto de nieve las claras, añadiendo el resto del azúcar en dos o tres veces. ¡Suerte! Y si no tenéis varillas… ¡Paciencia, que con el tenedor se tarda pero sale!
  4. Mezclar ambas preparaciones con movimientos envolventes (vamos, con mucho amor, usando un cucharón de madera, una lengua pastelera…)
  5. Colocar una lámina de papel vegetal sobre la bandeja del horno y verter encima la preparación final.
  6. Hornear durante 20-30 minutos a 160 ºC (según vuestro horno, en mi caso tengo el ventilador haciendo el tonto por lo que lo dejé 30 minutos y si os gusta más crudito, con 15 minutos también podríais probar)
  7. Una vez esté fuera del horno enrollar usando el mismo papel vegetal o cambiándolo a otro por el otro lado. Reservar una hora en la nevera.

El relleno y la decoración van al gusto, por supuesto. En este caso, rellené con una crema de chocolate y avellana y cubrí con chocolate negro 80% y almendras caramelizadas. ¡Que estamos en Pascua y la Mona es obligatoria! Así que para las figuritas de fondant: conejitos, zanahorias...





26 mar. 2013

Pouding du Chômeur: el pudin del parado

En época de crisis parece que este postre del Québec nos va que ni pintado... Se inventó en 1929 durante una terrible crisis que hizo que las mujeres trabajadoras tuvieran que utilizar ingredientes sencillos y baratos para endulzar sus vidas...

¡Nosotros tenemos que hacer lo mismo! Por supuesto, el azúcar blanco, que hay que intentar evitar todo lo posible, se sustituye por el azúcar moreno o mejor aún... ¡por el sirope de arce! (sirope d'érable)


Y como siempre, con opción vegana o integral, por supuesto...

25 mar. 2013

24 mar. 2013

La caquita de Arale: un pastel muy rosa


De nuevo, un familiar cumple años. Y para agradecerle que comparta su vida conmigo... ¿qué mejor que un pastel muy divertido? Rosa por dentro y rosa por fuera, con una cremosa buttercream de galleta maría... ¿Qué más se puede pedir?

16 mar. 2013

Moelleux au chocolat: ¡irresistible!


Está mal que lo diga porque los he hecho yo pero... ¡mira que han salido buenos! ¡qué locura el chocolate!
Por supuesto, el haber utilizado chocolate negro 80%, artesano y traído especialmente de Galicia, ¡hace mucho!






Mmmmm... ¡Macarons!

Realmente, la receta de los macarons aparece como sencilla, pero que queden bien... ¡va a ser cuestión de varios intentos! Por lo menos, de sabor y textura ya se acercan a los deliciosos dulces franceses...

¡Aquí están! Macarons rellenos de crema de café... una delicia...





11 mar. 2013

Galletas primaverales

Definitivamente aún me queda mucho que practicar para hacer galletas decoradas decentes, ¡pero cada paso es una auténtica aventura! No quiero ni pensar qué pasará cuando empiece con los glaseados... ¡ay, ay!


¿Un truco? Normalmente en blogs y webs de cocina creativa "pegan" el fondant con mermelada o glaseado. En mi caso, ambas opciones me parecen buenas pero prefiero simplemente mojar el fondant con un poquito de agua y apretarlo bien contra la galleta. También podéis utilizar algo de chocolate fundido o crema de cacao, que hará las delicias de los más golosos... y eso sí, el fondant bien fino, para que no empalague.
Para pegar sprinkles en la superficie de la galleta, exactamente lo mismo: mojad un poquito la superfície y pasad los azucarillos decorativos, quitando después el excedente con suaves toques.

Galletas del Buen Humor

Tenéis que probarlo. Además, si tenéis pequeños en casa puede ser una actividad fantástica para hacer en familia... Hornear unas galletas sencillas es muy fácil y después trabajar con el fondant muy relajante. Pero sin duda, lo mejor de todo es hacerse con un rotulador de tinta comestible...



10 mar. 2013

Pastel de Fondant: un "uno" con círculos de colores

¡Los pequeños de la casa no pueden resistirse! ¿O serán los mayores?


En pleno proceso de trabajo...

Pastel de Fondant: tocadiscos

Es un placer compartir buenos momentos con los amigos. Y si además puedes compartir con ellos todo lo dulce del mundo... ¡mucho mejor!



5 mar. 2013

Receta: postre cremoso Oreo Délice

Es fantástico poder experimentar en la cocina... ¡pero es mucho mejor que tus amigos prueben todo lo que haces! ¡Y al revés también! Porque este domingo pudimos probar un bizcocho de pera y manzana que estaba... mmmm, delicioso, jugoso... ¡Qué bien va tener amigos golosos y que disfrutan cocinando!

En esta ocasión quise crear un postre cremoso. Se puede servir en copitas, de manera individual y acepta muchas variaciones, ¡queda a vuestra imaginación!

Ingredientes:

200 ml de nata líquida para montar
2 yogures tipo griego (250 g)
1 sobre de preparado para cuajada
10 galletas tipo oreo


Modo de preparación:

Se disuelve el sobre de cuajada en la nata líquida.
Se abren las galletas y se les quita la crema, que se mezcla con los yogures y la nata. Se calienta la mezcla, removiendo de manera continua hasta que llegue a ebullición. Se retira y se espera un poquito para que no esté tan caliente.
En el molde elegido (individuales o no) se ponen las galletas a las que hemos quitado la crema, como base y vierte la mezcla encima.
Se deja en la nevera unas horas, mejor de un día para otro.

Antes de servir, mezclar con la cuchara cuidadosamente, para que las galletas se mezclen con la crema (esto es a gustos, se puede dejar tal cual).
Servir muy frío, espolvoreado con virutas de chocolate negro, por ejemplo y decorado con galletas enteras, que le darán textura.